logo

La Piedra

Página 37 de 50

En esos momentos se sentía tan ausente de la realidad que ni se cuestionó su presencia allí. Ella siempre había estado ocupando ese mismo lugar, pensó fugazmente sin saber por qué. Ahora se sentía tan extrañamente reconfortado a su lado que tenía la impresión de que aquella vieja e impasible piedra le estaba transmitiendo su pétrea energía. En todo caso, notaba que le servía de cobijo a su alma, ya que, su proximidad le ayudaba a no sentirse completamente excluido de su mundo ya que, en este otro que albergaba tanta locura, él no encontraba un sitio en el que poder encajar. Cierto que, en esos momentos tan perturbadores, ya ni sabía en qué fijar sus pensamientos. Tenía su cabeza tan sumamente embotada que no atinaba a dar coherencia a sus razonamientos. La verdad es que no pensaba en nada preciso, ya que las imágenes de los horrores que acaba de ver, al desfilar ahora por su mente con todo detalle, le impedían concentrarse en otras cosas. Sintiendo en su pecho una fuerte presión, y en alguna otra parte de sus ser, una desconocida sensación de repugnancia, con el ánimo por los suelos, se preguntaba si merecía la pena seguir existiendo. Quizá su roca habiendo presenciado ya otras muchas imbecilidades de los seres humanos le comprendiera mucho mejor que nadie, por lo menos mucho mejor que aquellos seres enloquecidos que eran capaces de cometer tantas barbaridades. ¡Seguro que tú tienes más sentimientos que muchos de ellos!, decía completamente desesperado, no pudiendo impedir por más tiempo que sus ojos abriesen de par en par las esclusas del río de lágrimas que atenazaba su garganta. ¡Seguro que tú tienes más sentimientos que ellos!, repetía llorando, ahora ya sin recato alguno abrazado a su piedra. En esos momentos hubiese deseado estar muerto ya. Debajo de ella, decía ya al borde del desvarío. ¡Quizás no haber nacido y así no haber tenido que ver lo que había visto!, pensaba mientras lloraba como un niño. ¡Ahora, cómo poder olvidar tales horrores!, pensó en voz alta como si dialogase con la piedra.

lapiedra

El caballete El caballete El caballete El caballete El caballete